Orden de Trump para Perforar Mar Adentro Motivo de Primera Impugnación de LCV en su Historia

David Willett, 202-454-4598, david_willett@lcv.org

Grupo se une a la coalición de grupos de conservación y de Nativos de Alaska como demandante principal

Washington, DC: Por primera vez en su historia, la Liga de Votantes por la Conservación (LCV) el día de hoy presentó una querella legal a la orden ejecutiva del Presidente Trump que busca anular protecciones permanentes contra la perforación mar adentro en los océanos Ártico y Atlántico. LCV será el demandante principal en el caso, el cual se está presentando por una coalición de grupos de conservación y de Nativos de Alaska.

La querella, presentada en la corte federal de distrito en Alaska, es resultado de una acción por parte de Trump que excede su autoridad constitucional y estatutaria en donde revoca las protecciones permanentes otorgadas para virtualmente el Océano Ártico en su totalidad y zonas delicadas del Atlántico, lo cual posaría riesgos inaceptables para estos cuerpos de agua y la gente que depende de ellos.  El caso se está llevando de manera conjunta por abogados de Earthjustice y el grupo de defensa de recursos naturales Natural Resources Defense Council.

“Nunca en la historia de LCV hemos dado este paso,” dijo Gene Karpinski, Presidente de LCV. “Las protecciones permanentes que el Presidente Obama estableció para los océanos Ártico y Atlántico se lograron gracias a años de investigación científica, cabildeo y organización. La perforación mar adentro y las amenazas que conlleva por los derrames petroleros ponen en riesgo la economía y modos de vida de las costas, al mismo tiempo que empeora las consecuencias del cambio climático. El Presidente Trump ahora está intentado borrar todo el progreso que hemos logrado en materia ambiental, y no vamos a rendirnos sin luchar.”

Por casi 50 años, LCV ha sido reconocido primordialmente por pedirle cuentas a los funcionarios electos con herramientas como nuestra Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental—el modelo de referencia de la comunidad ambiental para evaluar el historial ambientalista de los miembros del Congreso—y nuestro enérgico trabajo con los votantes para elegir a defensores del medio ambiente de ambos partidos y así poder vencer a los aliados de los contaminadores a través de esfuerzos rigurosos como nuestro reconocido programa Dirty Dozen. Pero en un país en donde una porción demasiado alta de nuestro gobierno está controlada por fuerzas hostiles a la conservación y a las salvaguardas ambientales, simplemente no podemos darnos el lujo de dejar de usar todas las herramientas a nuestro alcance.

“Al usar este recurso sin precedentes contra Trump en la corte, estamos enviando una clara señal al Congreso, al Presidente y a la gente de este país de que nuestro compromiso de defender las protecciones otorgadas de manera permanente al Ártico y al Atlántico y detener la expansión de la riesgosa perforación mar adentro es categórico y va en aumento,” dijo Karpinski.

“Seamos claros, no nos estamos reconstruyendo como un despacho legal. Nuestros amigos de NRDC y de Earthjustice, quienes están representando tanto a nosotros como a los otros demandantes en este litigio, tienen décadas de experiencia garantizando que nuestras leyes ambientales que tanto han costado sean debidamente defendidas y vigiladas por medio de las cortes para el beneficio de la salud y la seguridad de las comunidades, y ellos seguirán encabezando esas batallas legales.”

La coalición está formada por los grupos League of Conservation Voters, Natural Resources Defense Council, Sierra Club, Alaska Wilderness League, Defenders of Wildlife, Northern Alaska Environmental Center, REDOIL (Resisting Environmental Destruction on Indigenous Lands), Center for Biological Diversity, Greenpeace, y The Wilderness Society.

Medium: More from Gene Karpinski on LCV’s first-ever legal challenge

Related Articles