Peoples Climate March—Perspectiva de una Organizadora Latina

Katherine Lorenzo, Community Organizer, Chispa NV

El nivel de energía estaba al máximo con ecos de tambores y consignas retumbando por las calles llenas de organizadores y voluntarios que rápidamente se dispersaron para hacer entrega de carteles y calcomanías mientras colectaban firmas y relatos de los líderes y activistas en el bando correcto de la historia. Me encontraba entre el grupo que tuvo el privilegio de escuchar relatos de los líderes y activistas que llenaron las calles de Washington D.C., y que hicieron escuchar sus consignas desde el Capitolio hasta la Casa Blanca para terminar en una reunión en el Monumento a Washington.

Como inmigrante latina, me sentí empoderada para salir a marchar por mi comunidad, esa que sufre el peor impacto por la calidad deficiente de nuestra agua, de nuestro aire y de nuestra salud. Me siento orgullosa de ser parte de un movimiento que saca a la luz las violaciones a los derechos humanos que permiten que comunidades de color y comunidades de Nativos Americanos se enfermen como resultado de haber estado expuestas a la contaminación del aire y del agua. Me quedé parada llena de asombro de ver el número interminable de gente marchando y mi corazón se sintió rebosante de alegría de ver que la gente de a pie, miles y miles de ellos, compartían la misma pasión que yo por la justicia ambiental.

Pude llevar mi pasión a la sede del poder para expresar mi preocupación por mi comunidad y compartir mi historia y la historia de los activistas y voluntarios de CHISPA NV, un programa de la Liga de Votantes por la Conservación. Pude compartir lo que es ser organizadora comunitaria en Las Vegas y la manera en que el tema de la justicia ambiental está entrelazado con otros temas como inmigración, educación y salud. Regresé a casa llena de energía compartida por convivir con gente bella que marchó conmigo.

Related Articles